Descanso de la Huida

Durante su largo peregrinar hacia la tierra de los faraones, la Sagrada familia sintió cansancio y temor por la aproximación de los soldados de Herodes.

Cuenta la leyenda que pidieron a una palmera que los cubriera diciendo esta frase: ¡ Oh palmera cúbrenos!, para no ser vistos por sus perseguidores y la palmera hizo que su palmas se agrandasen y cayeran de tal forma que los cubrió por completo, salvándolos de esta forma de ser vistos por los soldados de Herodes. Tras el aviso de ángel del Señor a José de la muerte de Herodes tras una terrible enfermedad, cogió a Jesús y María y con ellos regreso a Israel , y por temor al hijo sucesor del anterior rey, se instaló con su familia en Galilea en una pequeña ciudad llamada Nazaret.